San Bruno de Wurzburgo

Este santo recibió el nombre de Bruno en honor de su tío abuelo. El joven, que había abrazado la carrera clerical, fue elegido obispo de Würzburg en 1033, y gobernó sabiamente su diócesis durante once años. Gastó todo su patrimonio en la construcción de la magnífica catedral de San Kilián y en la restauración de otras iglesias. Dos emperadores -Conrado II y Enrique III-, que admiraban la gran erudición del santo, le escogieron por consejero. Entre los libros que escribió san Bruno, se cuentan los comentarios a la Sagrada Escritura, al Padrenuestro, al Credo de los Apóstoles y al Credo de San Atanasio.

Conoce más detalles en el video.

Si te es posible ayúdanos con un donativo. Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.