La virtud de la pureza, capítulo 3.

La virtud de la pureza, capítulo 3.

La virtud de la pureza, capítulo 3.

Huida de las ocasiones:

De todo lo dicho se deduce que debemos huir de las ocasiones de pecado.

Ocasión es todo circunstancia o cosa externa que, siendo exterior a la persona, la provoca o induce a pecar. Las ocasiones pueden ser próximas o remotas. Próximas son aquellas en las que comunmente, o de modod ordinario, o en la mayor parte de las veces, se peca. Remotas son aquellas en las que uno, la mayor parte de las veces no suele pecar.

Hay obligación grave de huir de las ocasiones próximas de pecado, porque la ocasión misma ya lleva al pecado. Hay que evitar en los posible las ocasiones remotas de pecado, para hacer más fácil el ejercicio de la virtud. Para juzgar en cada caso el grado de ocasión próxima o remota, hay que recurrir al criterio de la experiencia ajena, según lo que les ocurre comúnmente a la mayor parte, o a la experiencia propia, según el hábito de pecar y la propia inclinación o índole de cada uno.

La Sagrada escritura nos enseña: "Como de la serpiente, huye del pecado, porque si te acercas te morderá" (Ecle 21,2) "Si tu ojo derecho te es ocasión de tropiezo, arráncalo y échalo lejos de ti, porque más te conviene que perezca uno solo de tus miembros, que no que todo tu cuerpo se vaya a la gehena". (Mateo 5, 29-30).

También puedes ver este video relacionado:

Reglas para la lucha contra el pecado y las imperfecciones:

Necesitamos de tu ayuda para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.