La pureza exige el pudor

La pureza exige el pudor

La virtud de la pureza, capítulo 2.

La pureza exige el pudor

La pureza exige el pudor. El pudor ordena las miradas y los gestos con conformidad con la dignidad de las personas y con la relación que existe entre ellas. El pudor es modestia y mantiene reserva ante la curiosidad malsana.
El pudor rechaza los exhibicionismos del cuerpo e inspira una manera de vivir que permite resistir las solicitaciones de la moda mundana y la presión de las ideologías materialistas dominantes. Educar en el pudor a los niños y a los adolescentes es despertar en ellos el respeto a la persona humana, llevada a la categoría de imagen de Dios e hija de Dios.

El pudor, contrario a la permisividad de las costumbres fruto de una errónea concepción de la libertad humana, purifica y eleva sin cesar las costumbres de los pueblos y preserva la intimidad de la persona. (Catecismo de la Iglesia Católica, 2521-2533)

Oración para pedir la pureza:

 

Necesitamos de tu ayuda para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

 

1 Comentarioen este Artículo

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.