Historia de la Iglesia: Los Santos Padres

Historia de la Iglesia: Los Santos Padres

1. Las herejías

La historia externa de persecuciones contra la Iglesai en los primeros siglos, como hemos visto, fue muy dura. También fue durísima la historia interna de la Iglesia catolíca en su lucha contra las herejías. Los herejes son cristianos que enseñan doctrinas contrarias a la doctrina cristiana enseñada por la Iglesia. Arrio, por ejemplo, enseñaba que Cristo no es Dios. Al mismo tiempo que los herejes enseñan sus falsas doctrinas, surgen en la Iglesia hombres bien formados y valientes que enseñan y defienden la verdadera doctrina cristiana. Son los Santos Padres. Los Santos Padres más importantes fueron en Oriente: San Atanasio, San Basilio, San Gregorio Nacianceno y San Juan Crisóstomo. Los más importantes de Occidente son: San Ambrosio, San Jerónimo, San Agustín y San Gregorio Magno.

2. San Atanasio y San Basilio

San Atanasio nació en Alejandría el año 295. Ya de joven recibió una sólida formación científica y cristiana. Fue ordenado de diácono. Por su lucha contra el arrianismo, sufrió muchas persecuciones y cinco destierros, pero nada fue capaz de doblegar su fortaleza cristiana. Murió el año 372. Ha pasado a la historia con el sobrenombre de «martillo del arrianismo» San Basilio nació el año 329 . Recibió una educación sólida y cristiana en Cesarea de Palestina, Constantinopla y Atenas. Era de carácter muy afable y de trato exquisito y fue un gran asceta, místico y gran orador. Luchó valientemente contra los herejes arrianos, macedonios y apolinaristas. Y tampoco tuvo miedo de enfrentarse contra el emperador Valente porque protegía a los herejes. Murió el año 379.

3. San Gregorio Nacianceno y San Juan Crisóstomo

San Gregorio Nacianceno nació el año 328 y fue íntimo amigo de San Basilio a quien conoció en Cesarea. Fue ordenado sacerdote y al poco tiempo se retiró a la soledad de un desierto donde escribió la obra «Apologética de fuga». Toda su vida fue una lucha entre su amor a la vida retirada contemplativa, donde vivía verdaderamente feliz y su actividad incansable contra las herejías que se infiltraban en la Iglesia, corrompiendo el Evangelio de Jesús. Murió en Ariance el año 389. San Juan Crisóstomo nació el año 347 en Antioquia. Estudió elocuencia en las escuelas de Libonio y Antioquia. Fue ordenado sacerdote por el obispo Flaviano. Inició su actividad oratoria predicando homilias llenas de profunda sabiduría de la Sagrada Escritura, la Santa Biblia, impregnadas de intensa piedad cristiana. Fue consagrado obispo de Constantinopla el año 398, lo que no impidió su actividad infatigable de la predicación de la doctrina cristiana. Murió el año 407. Ha pasado a la Historia con el sobrenombre de «boca de oro»

4. San Ambrosio y San Jerónimo

Entre los Santos Padres occidentales, destacaremos a San Ambrosio, San Jerónimo, San Agustín y San Gregorio Magno. San Ambrosio nació en Tréveris el año 340. De joven estudió retórica y leyes romanas y llegó a ser gobernador de Milán. Estando en un templo se oyó la voz de un niño que gritó: ¡Ambrosio obispo, Ambrosio obispo! Como era pagano, en ocho días recibió el Bautismo, el diaconado, el presbiterado y el episcopado. Era el año 374. Fue un modelo de obispo, consejero de Emperadores, padre del pueblo y valiente defensor de la doctrina cristiana contra las herejías y el paganismo. Murió el año 397. San Jerónimo nació en Stridón (Dalmacia) el año 342. Estudió en Roma, Tréveris y Aquileya. Marchó a Oriente, donde vivió en el desierto de Chalón. Volvió a Roma y el Papa Dámaso le nombró su conjero y le encargó la traducción de la Biblia al latín, es la Santa Biblia que conocemos con el nombre Vulgata. A los tres años volvió a Belén, donde pasó el resto de su vida en el monasterio que él fundó, dedicado a la vida ascética, la dirección de las almas y a la composición de la mayor parte de sus obras literarias. Murió el año 420.

5. San Agustín y San Gregorio Magno

San Agustín nacio en Tagaste (África) el año 354. su madre fue santa Mónica y su padre era pagano. Estudió en Tagaste, Madaura y Cartago. A pesar de la buena educación que recibió, pronto se entregó a una vida viciosa y de pecado. También cayó en los errores de la filosofía maniquea. Dotado de una inteligencia extraordinaria, se dedicó a la enseñanza de oratoria y elocuencia en Cartago y Milán. Desengañado del maniqueismo cayó en el escepticismo y otros errores filosóficos hasta que, por fin, debido a las oraciones de su madre se convirtió y recibió el Bautismo de manos de San Ambrosio el dia de Pascua del año 391. Volvió a África con su madre. El año 391 fue ordenado sacerdote y el 394 consagrado obispo de Hipona. San Agustín luchó incansablemente contra todas las herejías, especialmente contra el donatismo. Murió el año 430. San Gregorio Magno nació en Roma el año 540. Fue elegido prefecto civil de Roma. Más tarde se hizo monje en un monasterio fundado por él mismo en San Andres de Monte Celio. Los Papas Benedicto I y Pelagio I le eligieron para desempeñar cargos importantes en la Iglesia. El año 590 fue elegido Sumo Pontífice. Desarrolló una actividad universal y benéfica para toda la Iglesia. Su actividad apostólica fue inmensa: sermones, epístola, obras litúrgicas y morales, organizó el canto litúrgico.

Desde los comienzos de la Iglesia el trigo y la cizaña han crecido juntos. Hombres soberbios y malos siempre habrá dentro y fuera de la Iglesia. Sigamos nosotros el ejemplo de los santos y buenos y defendamos ante todo los derechos de Dios y de la Iglesia. 

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.