Evangelio del día 9 de Septiembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Mc 7,31-37)

En cada milagro, Jesús expresaba algo diferente. Aquí vemos a un sordomudo, alguien con inmensas dificultades para relacionarse. Simboliza las dificultades que todos tenemos para relacionarnos con los demás y para hacernos entender. Los demás no tienen paciencia con él y lo excluyen. Jesús también quiere hacerse presente en estas dificultades. Por eso se acercó al sordomudo. Podría haberlo curado sólo con la mirada, o con una orden, pero quiso comunicarse con él. Vemos el amor, la cercanía de Jesús, la intimidad que le ofrece a esa persona a quien nadie tenía en cuenta. Lo llevó aparte, buscando un encuentro personal y cercano, y se relacionó con él a través del tacto, tocando sus oídos y su lengua. Quizás tú también tienes algunas dificultades para encontrarte con otros. ¿Le has pedido ayuda a Jesús?

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.