Evangelio del día 8 de Julio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mc 6,1-6)

Cuando volvió al pueblo donde se había criado, la gente no le tenía confianza, hasta el punto de que “no pudo hacer allí ningún milagro”. Jesús mismo “estaba asombrado”. No le tenían confianza porque su familia no ocupaba ningún puesto importante, su madre era pobre y sencilla, no tenían muchos bienes. Aparece con claridad la pregunta que ellos hacían: “¿no es éste el carpintero, el hijo de Maria?”. Él era uno más, María era una más. Aquí se caen todas nuestras pretensiones de gloria y de reconocimiento social. La opción de Jesús fue la de compartir la simple vida de los pobres y, con su trabajo manual, mostró que, en realidad todo es importante a los ojos de Dios Aprendamos esta lógica de Jesús, tan simple tan liberada de la apariencia tan alejada de las glorias mundanas.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.