• 16/04/2021

Evangelio del día 7 de Noviembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 14,25-33)

Jesús tiene derecho a ser el Señor de mi vida y de mi corazón. Ningún otro ser humano puede ejercer ese dominio santo, porque eso afectaría a mi libertad. Jesús sí puede hacerlo, porque Él es Dios, capaz de llenarme de vida y de luz sin forzarme ni condicionarme. Por eso Él puede pedirnos que le amemos más que a nosotros mismos. Cuando aceptamos vivir un amor tan grande, podemos coger la cruz sin miedo ni angustia. No se trata de buscar cruces. Tampoco de prometer lo que no sabemos si podremos cumplir. Hay que ser realistas. Sólo se trata de aceptar las cruces que haya que llevar por el reino de Dios, esas molestias propias de esta vida limitada, los cansancios y las purificaciones que nos van madurando poco a poco en nuestro camino de discípulos.