Evangelio del día 5 de Julio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 9,1-8)

Jesús perdona y sana. El poder que el Padre le da, le permite liberar el centro de los corazones humanos, dominado por el pecado, pero también liberar muchas cosas que están atadas dentro de nosotros. La amistad con él nos promueve y nos sana de muchos males. Vemos que un especialista en la Ley de Dios critica a Jesús porque perdonó los pecados al paralítico. Pero Jesús se presenta como instrumento del perdón del Padre, y cura al paralítico para dar un signo de su misión liberadora. En la parálisis del hombre curado podemos ver un símbolo de nuestras propias parálisis y estancamientos: de todo aquello que nos detiene, que nos impide avanzar en la vida. De esas parálisis interiores, Jesús puede curarnos a partir de su raíz mas profunda: el pecado.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.