Evangelio del día 5 de Agosto 2018

Comentario del evangelio del día: (Jn 6,24-35)

A quienes pensaban en el alimento, Jesús los quería llevar a otro nivel. Existe un hambre interior, y existe un alimento espiritual que necesitamos recibir. Jesús nos invita a preocuparnos “por la comida que permanece y da Vida eterna”. Nosotros corremos detrás de las personas y de las cosas que puedan satisfacer nuestros deseos, pero nuestras necesidades más profundas sólo las puede saciar Jesús. Por eso concluye; “El que viene a mí, nunca más tendrá hambre”. Muchos lo buscaban para resolver sus necesidades inmediatas, pero Jesús, a través de sus gestos, quería hacerles llegar el mensaje del amor de Dios. Más allá de las palabras, más allá de las doctrinas, la forma que Jesús tenia de tratarlos les ayudaba a reconocer su propia dignidad. Lo que hace falta es abrir el corazón con confianza: creer.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.