Evangelio del día 31 de Mayo 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 1,39-56)

Este texto invita a la devoción mariana, porque presenta la actitud de Isabel ante María. Es una actitud de admiración y veneración impulsada por el Espíritu Santo. Por lo tanto, no cabe la indiferencia ante María y está bien que los cristianos nos alegremos por su presencia de madre. Además, ante esta narración siempre sentimos la llamada de Dios a servir a los demás. Porque María se muestra como un modelo de servicio, más atenta a las necesidades de los demás que a las propias. En el momento en que recibió el anuncio de que seria la madre del Mesías, ella no dejó de interesarse por la noticia del embarazo de su prima anciana y corrió a ayudarla: «se dirigió deprisa”. Pidámosle que nos regale esa santa prisa para socorrer a quienes nos necesiten.

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.