Evangelio del día 28 de Junio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 7,21-29)

No pensemos que Jesús se complace cuando nos dejamos estar en la pereza y en el egoísmo cómodo, o cuando nos dejamos llevar por los rencores y por las miserias. Jesús ama la voluntad del Padre, y espera que la cumplamos en nuestra propia vida. No basta con decir “Señor, Señor”, sino que hay que hacer la voluntad del Padre. La entrega a Dios debe plasmarse en un determinado comportamiento, en una manera de actuar. Este texto nos muestra también que no son las obras extraordinarias y llamativas las que manifiestan nuestra entrega y nuestra adoración a Dios: ni las profecías, ni la expulsión de demonios, ni los milagros son lo importante, sino poner en práctica las enseñanzas del Maestro. De otro modo, estaremos construyendo sobre arena y eso no nos conviene.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.