Evangelio del día 28 de agosto 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 23,23-26)

Cuando somos escrupulosos y minuciosos para cumplir las normas religiosas, podemos terminar descuidando lo esencial, lo que más le interesa al Señor. Una de las normas judías era pagar la décima parte de lo que uno ganaba. Jesús comentaba con ironía que los fariseos, para aparentar, pagaban Ia décima parte hasta de las especias y hierbas que tenían. Sin embargo, por detrás cometían faltas muy graves, porque se quedaban con bienes ajenos y así acumulaban dinero.… Por eso Jesús los comparaba con las personas que limpian muy bien las copas por fuera, para cuidar la apariencia, pero se olvidan de limpiarlas por dentro, donde las copas deberían estar impecables para su uso, No limpiamos la copa por fuera. Mejor busquemos, sobre todo, vivir en el amor y la justicia.

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.