Evangelio del día 27 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 13,1-9)

Dios no está controlando los pecados de cada persona para hacérselos pagar con sufrimientos. Jesús niega que Dios esté midiendo cada acción nuestra para castigarnos. ¡Jesús nos enseña que Dios no es así! Unos habían muerto aplastados por una torre y la gente pensaba que eso ocurrió porque eran más pecadores que los demás. Jesús respondió claramente: “Os digo que no”. Se acabó la discusión. Pero esto no significa que nuestros pecados sean inofensivos. Cuando nos empeñamos en hacer daño, en vengarnos, en ignorar el sufrimiento de los hermanos, nuestra existencia termina mal. Sabemos que quien odia termina enfermándose y arruinando su vida. Pero eso no ocurre porque Dios se dedique a castigarnos, sino por la propia fuerza destructiva del pecado. No nos conviene. Mejor empecemos de nuevo, como la higuera.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.