Evangelio del día 27 de Julio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 13, 18-23)

«Entender”, en el lenguaje de la Biblia no es simplemente una cuestión mental sino algo del corazón; es captar lo que significa pero también amarlo, aceptarlo, gustarlo. Cuando algo llega realmente al corazón ninguna otra cosa puede más que esa convicción amorosa. Quien es como una tierra buena “entiende” la Palabra, porque es tierra dispuesta, sin obstáculos. Deja que la semilla eche raíces y las haga penetrar en lo profundo. Es el corazón que no opone resistencias, que hace espacio, que se deja cambiar, que se deja ganar. Pero luego hace falta perseverar en esa apertura, persistir, mantenerse firme. Se trata de no dejarse abrumar por las dificultades ni permitir que las seducciones del mundo nos adormezcan. De otro modo, esa Palabra recibida con alegría se quedará sin fruto en nuestras vidas.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.