Evangelio del día 27 de Agosto 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 23,13-22)

Hay quienes disfrutan complicando la vida de los demás. Sus palabras no ayudan a los demás a ser más felices sino a sentirse culpables. Esperan que los otros les hagan consultas y dependan de sus opiniones. Así eran algunos fariseos de la época de Jesús, que hacían muy compleja la religión que Jesús quería simplificar. Jesús ridiculizaba esas falsas enseñanzas de los fariseos para que la gente se liberara de ellos. A veces nosotros mismos, con las cosas que imponemos a los demás, les complicamos la vida en lugar de ayudarles a vivir mejor. Cuando acercamos a alguien a la fe, deberíamos ayudarle a vivir esa fe con alegría, con libertad, con entusiasmo. Pero si llenamos esa fe de exigencias innecesarias, terminamos quitándole el gozo, la luz, el color del Evangelio.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.