• 23/01/2021

Evangelio del día 25 de Septiembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 8,19-21)

Jesús no quiere encerrarse en un grupo pequeño de seres especiales, selectos. Su vida y su mensaje tienen olor a pueblo. Quienes quieran abrir el corazón a su Palabra y traten de vivirla son para Él como hermanos queridos. Por eso mismo, ellos también son mis hermanos queridos, y espiritualmente son carne de mi carne y sangre de mi sangre. Esto debería estar por encima de todas las diferencias que creamos entre nosotros. Porque, por ejemplo, puedo pensar que, si alguien pertenece a un determinado movimiento, es más cristiano que otro, o más hermano que otro; o que, si es parte de mi parroquia, la fraternidad es mayor. Sin embargo, esas serán siempre cosas secundarias. Por encima de ello están los lazos de fraternidad que crea la fe con todos los cristianos, sin excepción alguna.

[amazon box= «8422017024»]

[amazon box= «8433014080»]