• 02/03/2021

Evangelio del día 25 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 12,49-53)

Jesús era manso y humilde, lleno de compasión con la gente y muy paciente con sus discípulos. Siempre invitaba al perdón y a la comprensión. Pero no imaginemos a Jesús sin firmeza ni decisión. Eso no motivaría una conversión seria, que reclama decisiones valientes y apasionadas. Porque en la base de nuestra entrega generosa hay una gran confianza en la fortaleza del Señor, que puede sostenernos. Jesús quiere derramar un fuego que purifique: no resiste los egoísmos, las mediocridades, la falsedad. El encuentro con Dios quema, quiere quitarnos esa comodidad a la que nos aferramos, esa mediocridad desabrida. Y Jesús ansía pasar por la muerte en la cruz para entregarlo todo. Por eso, habrá que optar por Él también cuando los lazos familiares y las amistades exijan otra cosa. Va en serio.

[amazon box= «8422017024»]

[amazon box= «8433014080»]