Evangelio del día 23 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 12,35-38)

No le pidamos demasiado a esta vida. Estamos de paso. En esta tierra nos toca servir a los demás, cansarnos por ellos. Después, cuando lleguemos a su presencia, el Señor nos hará sentar a su mesa y Él mismo nos servirá. Él se ocupará eternamente de hacernos muy felices. Este texto nos invita a no desperdiciar las posibilidades de amar que brinda cada día. No es estar pendientes de nuestras comodidades, porque eso nos distrae y nos adormece. Vivir plenamente es estar cada día despiertos, atentos, como si fuera el último, aun cuando tengamos que luchar y cansarnos. ¡Cómo nos preocupariamos por las cosas realmente importantes si viviéramos cada día como si fuera el último! Tengamos las lámparas encendidas con ese amor siempre atento para reconocer al Amado en cada situación.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.