• 16/04/2021

Evangelio del día 23 de Marzo 2021

Cita del evangelio del día: Jn 8,21-30

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos:«Yo me voy y vosotros me buscaréis, y moriréis en vuestro pecado. Adonde yo voy, vosotros no podéis ir». Los judíos se decían: «¿Es que se va a suicidar, pues dice: ‘Adonde yo voy, vosotros no podéis ir’?». El les decía: «Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba. Vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo. Ya os he dicho que moriréis en vuestros pecados, porque si no creéis que Yo Soy, moriréis en vuestros pecados».

Entonces le decían: «¿Quién eres tú?». Jesús les respondió: «Desde el principio, lo que os estoy diciendo. Mucho podría hablar de vosotros y juzgar, pero el que me ha enviado es veraz, y lo que le he oído a Él es lo que hablo al mundo». No comprendieron que les hablaba del Padre. Les dijo, pues, Jesús: «Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabréis que Yo Soy, y que no hago nada por mi propia cuenta; sino que, lo que el Padre me ha enseñado, eso es lo que hablo. Y el que me ha enviado está conmigo: no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a Él». Al hablar así, muchos creyeron en Él.

Comentario del evangelio del día por: San Beda

Esta encadenación de palabras es de tal naturaleza, que parece se pronunciaron en un mismo tiempo y en un mismo lugar (y también en distintos tiempos y lugares), porque tanto puede entenderse que en el intervalo nada medió, como que pudieron mediar muchas cosas.

Adviértase que pone pecado en singular, y vuestro en plural, para manifestar que el pecado de todos era uno mismo.

«Vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.» ¿Cómo había de ser del mundo el que existía antes que el mundo? Mas los judíos eran del mundo, porque fueron creados después que el mundo ya existía.

 «Entonces le decían: «¿Quién eres tú?» Jesús les respondió: «Desde el principio, lo que os estoy diciendo.» Y en verdad que se encuentra escrito en algunos ejemplares: «Y el que os hablo». Pero es más conveniente leer de otro modo, para que sea éste el sentido: «creed que yo soy el principio, y que por vosotros he descendido a hablar en esta forma».