Evangelio del día 21 de Junio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 6,7-15)

Algunos paganos pensaban que sus dioses eran ignorantes e imperfectos. Por lo tanto, tenían que explicarles detalladamente todos sus problemas para convencerlos. Por eso cuando oraban daban largos discursos a los dioses, llenos de argumentos y detalles. Jesús nos dice que nuestro Padre Dios no necesita que lo convenzamos ni que hagamos tantas explicaciones. Él también nos invita a orar con insistencia, pero cuidando más nuestra actitud interior que nuestras palabras. Al Padre le bastan palabras sencillas llenas de significado, como las que Jesús nos enseñó en el Padrenuestro. Comienza adorando al Padre y pidiéndole la venida de su Reino. Eso es lo esencial. Solo después le suplicamos por nuestras necesidades básicas: el pan cotidiano, el perdón, la protección de todo mal. Pero hay una condición: que perdonemos a los demás.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.