Evangelio del día 21 de Agosto 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 19,23-30)

Cuando uno posee muchas cosas, fácilmente pone su confianza en todo eso, siente que allí está su seguridad. Por eso, quienes tienen muchos bienes y seguridades terrenas difícilmente pueden confiar realmente en Dios. Nuestra relación con Dios supone depender de Él, sentirnos firmes en El y no en otras cosas. Sólo así podemos experimentar lo que significa estar dentro del reino de Dios. Porque Dios no puede reinar allí donde se adoran las riquezas, la vanidad, las fuerzas de este mundo. Los discípulos reaccionaron diciendo: “entonces ¿quién podrá salvarse?” Queda claro que no se referían al abandono de las riquezas, porque ellos eran pobres y lo habían dejado todo. Habían entendido bien que Jesús se refería a ese despojo interior de quien confía sólo en Dios. Eso sólo es posible con la gracia divina.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.