Evangelio del día 20 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 12,1-7)

Para poder ser fieles a Jesús y a su Evangelio, necesitamos dejarnos impulsar y guiar por el Espíritu Santo. Sólo Él transforma nuestros corazones y nos permite cumplir la voluntad divina. Cuando rechazamos su acción interior, nos auto-excluimos del perdón de Dios, impedimos que su gracia actúe y nos salve. Por eso, este texto dice que quien ofenda al Espíritu Santo no puede ser perdonado. En definitiva, significa que no podemos recibir el perdón mientras nosotros mismos no lo aceptemos. Esta “ofensa” o “pecado” contra el Espíritu Santo es rechazar su presencia, despreciar los signos de su amor, y, en definitiva, no desear el perdón de Dios, no querer recibirlo. La iniciativa siempre es del Señor, que nos da su gracia para que podamos responderle; pero esa respuesta debe brotar de nuestra libertad.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.