Evangelio del día 20 de Junio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 6,1-6.16-18)

Si Jesús muchas veces nos ha invitado a obrar gratuitamente sin esperar recompensa, en este texto nos invita a la gratuidad total. Hay cosas que son sólo para Dios y para nadie más. Por eso, “cuando ayudes a los necesitados no se lo cuentes ni siquiera a tu más íntimo amigo». Parece sencillo, y sin embargo es duro y difícil hacerlo, porque es muy grande nuestra necesidad de ser bien vistos y de ser reconocidos. Sin embargo, ¡qué bello es hacer algo bueno y que quede sólo entre Dios y nuestro propio corazón! Con Ia gracia de Dios, es posible salir del mecanismo venenoso de la vanidad y de la apariencia social, y hacer cosas grandes sólo porque sí, porque son buenas, porque son un canto a la gloria de Dios, y nada más.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.