Evangelio del día 19 de Septiembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 7,31-35)

Jesús no aparece como un modelo lejano de perfección o un enamorado del sacrificio. El Evangelio dice que “come y bebe”, y que se lo considera “glotón y bebedor, amigo de gente de mala fama”. Hoy los católicos más fanáticos dirían que es un mundano superficial. Jesús muestra a Dios que no sólo se hace hombre, sino que se introduce completamente en el mundo, se junta con cualquiera, camina por los callejones de los pecadores, trata con las prostitutas ante la mirada acusadora de los moralistas, come y bebe con los rechazados. No es un puritano, sino un enamorado del ser humano, alguien que rechaza el pecado pero que se acerca como nadie al hermano caído. Por eso, sus discípulos no nos aislamos en grupos de “elegidos”, sino que entramos en el corazón del mundo, sin asco ni miedo.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.