Evangelio del día 18 de Agosto 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 19,13-15)

Este texto muestra la mirada de amor que Dios dirige a los pequeños. En aquellos tiempos se decía «tantas personas, sin contar las mujeres y los niños», como si no fueran plenamente seres humanos. No era así para Jesús, que se detenía a acariciarlos y a bendecirlos. Esto, que nos parece normal, no lo era en aquella época, donde los sabios no perdían tiempo con los niños. Menos todavía por parte de las autoridades religiosas, preocupadas por su poder y su prestigio social. A ellos no podían interesarles los niños, porque no contaban a nivel social, no opinaban, no tenían dinero, no tenían peso político. Detenerse ante un niño era perder el tiempo. Pero Jesús prefiere, precisamente, a los que no cuentan. ¡Cuánto vale cada ser humano, más allá de su desarrollo, de su poder, de sus capacidades!

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.