• 16/04/2021

Evangelio del día 1 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 9,46-50)

Jesús tenía la potencia de Dios y, sin embargo, acepto ser impotente en la pasión. El nos invita a hacernos pequeños como un niño, a recuperar esa actitud de humilde confianza de los pequeños. Ellos saben que necesitan ayuda, aceptan la protección de otros, buscan guía y compañía. Ojalá seamos así ante Dios. Un niño, en momentos de temor, reclama sinceramente la presencia de su padre. Así, el corazón tocado por Dios renuncia a su autonomía, sabe que sin Él no tiene fuerza ni seguridad, que en Dios está la única verdadera fortaleza. Aparece ante los demás con la sencillez de un pequeño que depende totalmente del Señor. Santa Teresa del Niño Jesús aceptó esta propuesta. Eligió el camino de la infancia espiritual: descansar en las manos de Dios con absoluta confianza.

 

 
[amazon box=»8422017024″ tracking_id=»tektonmarcosv-21″]