Evangelio del día 1 de Junio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mc 11,11-25)

La higuera no daba higos porque no era la época, pero si debía dar brevas, una especie de fruto dulce que aparece con las primeras hojas. Cuando Jesús vio que la higuera era estéril la maldijo. Así nos enseña la necesidad de que nuestra vida sea fecunda, y nos llama a entregarnos para dar frutos. Luego, nos invita a relacionarnos íntimamente con Dios, a orar. Por eso purificó el templo, que ya no se usaba para orar sino para comerciar, y enseñó a sus discípulos que si oraban con fe y sin dudar, podían conseguir grandes cosas. Pero es importante recordar que no basta Ia oración si el corazón está cerrado a los hermanos. La oración puede ser inútil si guardamos algún rencor : “cuando estéis orando, perdonad lo que tengáis contra otro».

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.