Comentario del Evangelio de hoy 12 de abril de 2018

Comentario del Evangelio de hoy 12 de abril de 2018

Te ofrecemos un comentario del Evangelio de hoy 12 de abril de 2018, jueves de la segunda semana de Pascua. El evangelio que se leerá hoy en la Santa Misa es de San Juan, capítulo tercero, versículos del 31 al 36. Los temas centrales de este evangelio son los siguientes:

  1. El que es de la tierra es de la tierra y habla de la tierra
  2. El que Dios envió habla las palabras de Dios
  3. El que cree en el Hijo posee la vida eterna.

Respecto del primer punto debemos considerar al hombre viejo que vive en nosotros. El hombre viejo es un hombre que no ha conocido las cosas del cielo, el hombre viejo busca el pecado y habla del pecado que hace o sueña, es ambicioso, soberbio, iracundo, lujurioso. El hombre viejo no es capaz de ver más allá de las cosas terrenas, sus fines, sus objetivos son solo terrenos, mundanos, sus pasiones controlan su vida. Ese es el hombre viejo que vive en nosotros. La pregunta que nos debemos hacer es la siguiente: ¿Con nuestra forma de vida alimentamos a este hombre viejo que vive en nosotros? Me explico, si nuestra vida busca lo terreno y mundano por encima de todo, esta alimentando al hombre viejo, si nuestra vida no lucha contra el pecado, esta alimentando al hombre viejo. Hagamos examen de conciencia y consideremos este punto.

Respecto del segundo punto podemos considerar lo siguiente: el día de nuestro bautismo, el Señor nos hizo hombres nuevos, y nos envió al mundo para ser testigos de la verdad, para ser testigos suyos entre nuestros hermanos. El hombre nuevo que nace en las aguas bautismales es un reflejo de las bienaventuranzas (respecto a las bienaventuranzas recomendamos la lectura del segundo capítulo de la Exhortación Apostólica del Santo Padre Gaudete et Exsultate) El hombre nuevo que habita en nosotros es el mismo Jesucristo, y las bienaventuranzas son un reflejo del Corazón de Jesús. Debemos hacernos esta consideración ¿Con nuestra forma de vida alimentamos a este hombre nuevo? Pensemos si vivimos las bienaventuranzas.

Respecto del tercer punto me gustaría que consideráramos, si realmente creemos en Jesucristo de corazón o solo de palabra. ¿Como podemos saber si seguimos a Jesucristo de corazón? Es sencillo, volvamos a los dos puntos anteriores y respondamos con sinceridad, con mi actitud, con mi forma de vida, ¿A quién estoy alimentando? al hombre viejo o al hombre nuevo.

Finalmente quería recomendaros un escrito que guarda bastante relación con el comentario del Evangelio de hoy, son unos puntos que os ayudarán a vivir la vida de santidad, quizá te ayudan a hacer un buen examen de conciencia:

10 consejos que te ayudarán a ser santo

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.