Blog del sagrado Corazón de Jesús: Quédate con nosotros.

Blog del sagrado Corazón de Jesús: Quédate con nosotros.

Blog del sagrado Corazón de Jesús: Quédate con nosotros.

Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado.

Y Jesús, encontrando caminando tristes y meditabundos  a los discípulos de Emaús, les acompañó en su camino, les preguntó qué acontecía,  y  ellos, al contarle el porque de su tristeza, les fue  explicando todo cuanto a Él se refería en las escrituras, y estos, aún si todavía no le reconocían, sentían que sus corazones ardían mientras Él les hablaba, y lo invitaron a quedarse con ellos, puesto que ya anochecía, y sería ahí durante la cena al partir el pan, que lo reconocerían.

 

Pudiera ser que, como los discípulos de Emaús, nosotros, tampoco hemos reconocido al Señor, muchas veces cuando camina a nuestro lado, cegados por nuestras tristezas, nuestras contrariedades del día a día, o hasta por vanas alegrías efímeras, hay tantas cosas con las que podemos distraernos y que ocupan nuestra mente, nuestro tiempo, y no prestamos atención a ese ardor del corazón que nos anuncia su divina Presencia. En ocasiones como Martha, hermana de María y Lázaro, nos agitamos por tantas cosas  y nos olvidamos de lo que es realmente importante: buscar primero el reino de Dios, y su justicia, lo demás se nos dará por añadidura; para esto, menester es de pedir constantemente a Dios que nos alcance de su gracia para poder alcanzarlo, ya que solitos fácilmente nos podemos extraviar.

 

Cuando amamos a alguien, procuramos siempre su bienestar ¿Cierto?, y hacemos todo lo posible por darle lo mejor a esa persona; por estar con ella, con él, por compartir, por apoyarle en sus necesidades y decisiones,  si nosotros, con nuestro pequeño amor imperfecto, procuramos tanto a nuestros bien amados ¡Imagínense lo que nos da a cada uno nosotros, ese amor ardiente y desbordante, que viene directamente del Sagrado Corazón de Jesús! ¡Nada más, ni nada menos que la vida eterna! Y ya está preparándonos la morada en la casa del Padre, pues tiene muchas habitaciones, ahora está en nosotros si queremos seguirle y serle siempre fieles.

 

Tengamos presente que en nuestro diario caminar, vamos siempre acompañados por Jesús; y si Él está siempre con nosotros, ¿A qué o quién hemos de temer? Si acaso, solamente a no saberle  corresponder, a no saber pagarle amor con amor, Él hace todo por «conquistarnos», porque le permitamos quedarse con nosotros, porque queramos siquiera ser sus amigos, pero a veces, nos ponemos muy difíciles, ¡Siendo que deberíamos ser nosotros quienes estuviéramos haciendo todo por ganar Su Corazón! no lo tengamos esperando más, dejémonos abrasar completamente  por esa hoguera ardiente de caridad, y regalémosle muchos ramos de flores, esas que vienen en forma de consuelos por todos aquellos que no le aman, ofrezcamosle dulces, dulces oraciones de agradecimiento por amarnos tanto, y tan inmerecidamente;  es mejor si andamos desde ahora, por la vida de su mano, pues siempre es más agradable   cualquier camino con buena compañía, disfrutemos el recorrido con Él, y en Él, dialoguemos con Nuestro Señor, pero sobre todo, escuchémosle.

 

Jesús es el Amigo fiel, está siempre dispuesto a confortarnos, escucharnos, darnos un buen consejo, y respeta tanto nuestras voluntades que, aún si toca a nuestra puerta y no abrimos, permanece afuera aguardando el momento que nos decidamos a hacerlo, dispongamos nuestro corazón para hacerle en el una humilde morada, no esperemos a que anochezca en nuestra vida para decirle: «quédate conmigo porque ya es tarde y el día se acaba…»

Dios sea bendito.

Artículo escrito por Susana Martinez. GdH de SLP. Mexico. @susiemartinezm

Necesitamos una pequeña ayuda mensual o puntual según tus posibilidades para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.