Blog del sagrado Corazón de Jesús: El que reposa sobre el Corazón de Jesús se hace niño amado de Jesús

Blog del sagrado Corazón de Jesús: El que reposa sobre el Corazón de Jesús se hace niño amado de Jesús

Blog del sagrado Corazón de Jesús: El que reposa sobre el Corazón de Jesús se hace niño amado de Jesús

En aquel momento se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: «¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?»

El llamó a un niño, le puso en medio de ellos

y dijo: «Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos.

Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos. (Mateo 18, 1-5)

Jesús dice a sus discípulos que hemos de cambiar y ser como niños para entrar en el Reino de los cielos ¿Y cómo son los niños? Bueno, pues entre sus características está que, los niños no saben de rencor, para ellos vale más el amor que las diferencias, si un amiguito le quita una canica, quizás puedan discutir en el momento, pero ellos no toman venganzas, se perdonan (quizás y hasta el amiguito le devuelva su canica) y siguen jugando como siempre.

Hace unos días iba en el autobús, y ví una mujer con su pequeño, ella tomó asiento y el niño permaneció de pie, el tendría unos 3 o 4 años, iba muy inquieto, entre que estaba molesto y entre que no sabía ni que hacer, quizás un poco fastidiado, entonces la mamá lo carga, lo coloca en su regazo, el niño recarga su cabeza sobre el pecho de su madre, cierra sus ojos, y todo se vuelve tranquilidad en su rostro al dejarse querer por su mamá, es esa la confianza de saberse amado, y protegido en brazos de su madre, ahí nada malo puede pasarle, ahí está a salvo, ahí puede descansar sin ningún temor.

Creo que también hemos de imitar esa acción de los niños, abandonarnos completamente al padre, porque ahí, en sus brazos nada malo puede pasarnos.

Pienso en el apóstol San Juan, el discípulo amado, reposando su cabeza en el divino pecho de Nuestro Señor Jesucristo en la última cena; y quien guardó en su corazón todo lo que le haya mostrado. Santa Margarita María, por medio de su diario, el cual escribió muy a su pesar, y por obediencia al Rev Padre Rolin, S.J., quien le había ordenado escribiera sus memorias, nos cuenta los tesoros inmensos que le descubrió tan amantísimo Corazón, al hacerla reposar largo tiempo sobre su pecho, las maravillas de su amor, y como la había elegido a ella para que fuera el medio para enriquecernos a todos, con los preciosos tesoros que le descubría, ¡Ella pudo ver ese Corazón apasionado de amor por todos los hombres! Aunque también pudo ver, que el Amor no era amado.

«Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. (Mateo 11, 28)

Si podemos sentir descanso y bienestar en los brazos de nuestra madre terrenal, ¡cuanto más en los amorosos brazos de Jesús que es el Amor mismo!
Cuando algo nos inquiete, volvámonos pequeños como niños, corramos a los brazos de Nuestro Señor, reposemos nuestra cabeza en su divino pecho, dejémonos abrasar por esas llamas ardientes de caridad, volvámonos todavía más pequeños y, sumerjámonos en su traspasado y Sagrado Corazón, pues es ahí donde se encuentra lo esencial, es ahí donde mejor podemos descansar, donde puede sanarnos, es ahí, así cerquita, donde mejor podemos escucharlo, conocerlo, amarlo y también consolarlo por todas las ofensas que le hacemos, por todas las ingratitudes que recibe.

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. (Jn 14, 6)

Pues, para llegar al Reino de los Cielos con el Padre, recurramos a Jesús siempre, confiemos en Él, dejemos que nos cuide, y nos transforme, ¡Que cambie nuestro corazón de piedra en uno de carne! Manso y humilde semejante al Suyo.

Sagrado Corazón de Jesús, haz nuestro corazón semejante al tuyo.

Artículo escrito por Susana Martinez. GdH de SLP. Mexico.

 

Necesitamos una pequeña ayuda mensual o puntual según tus posibilidades para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.