AMOR, el ingrediente principal en nuestra vida. – Blog del Sagrado Corazón de Jesús

AMOR, el ingrediente principal en nuestra vida. – Blog del Sagrado Corazón de Jesús

AMOR, el ingrediente principal en nuestra vida.-Blog del Sagrado Corazón de Jesús:


Cuántas veces nos ha pasado que, vemos un platillo que se nos antoja tanto, que hacemos lo imposible por conseguir la receta, y cuando la tenemos, muchas veces ni la preparamos tal cual es, nos contentamos con sustituir u omitir algunos ingredientes esperando que quede algo bueno, muchas veces no nos esforzamos para obtener lo que deseamos.

Así nos puede pasar en nuestra vida y los anhelos del cielo, de llegar un día al Reino de Dios, y contemplar su Divino Rostro. Él, en su Amor infinito, con los Diez Mandamientos nos ha dado «la receta» perfecta con todas las indicaciones, para poder alcanzarlo, y aunque todos quizás quisiéramos llegar directito al cielo, a veces nos puede parecer que algunos ingredientes son mas caros que otros, y así vamos postergando el conseguir cada uno de ellos para tomarlos, y hacer todo al pie de la letra.

En una ocasión, nos dicen las Sagradas Escrituras, un fariseo (no con buenas intenciones) preguntó a Jesús:
«Maestro, ¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley?»
Él le dijo: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.

Este es el mayor y el primer mandamiento.

El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas.» (Mt. 22, 36-40)

¿Ven cuál es el ingrediente principal que nos pide Nuestro Señor? ¡El amor!, no es cosa de otro mundo, si hemos sido creados a Su Imagen y Semejanza, y Dios es amor, hemos sido creados para amar! Pero recordemos siempre el orden, así como no podemos poner el betún antes que haber horneado el pastel, así tampoco podemos pretender amar a nuestro prójimo si antes no amamos a Dios sobre todas las cosas.

San Juan Pablo II dijo alguna vez: «En el Amor, que tiene su fuente en el Corazón de Jesús, está la esperanza del futuro del mundo».
Y es así, el Sagrado Corazón de Jesús es una fuente inagotable de todos los bienes. Amémosle, amemos al Amor y a nuestro prójimo, seamos dóciles, es más agradable recorrer el camino de una manera dulce, pues como bien decía Nuestro Santo Padre San Francisco de Sales:

«Se atraen más moscas con una cucharada de miel, que con cien barriles de vinagre».

Si las comidas que nos preparan nuestras mamás o abuelitas nos resultan deliciosas porque están hechas con amor, ¡Cuánto más nos deleitaremos en el banquete Celestial que nos tiene preparado el Amor de los Amores!

Esforcémonos en alcanzarlo.

 

Artículo escrito por Susana Martines. GdH de SLP. Mexico.

 

Necesitamos de tu ayuda para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.